Mostrando entradas con la etiqueta Metroscopia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Metroscopia. Mostrar todas las entradas

lunes, 9 de noviembre de 2015

Podemos ganará Elecciones Generales


Un simulador matemático lo pronostica que Podemos ganará las Elecciones Generales 2015
He sabido esta misma mañana que a partir de la última encuesta de Metroscopia del pasado mes de septiembre y utilizando el mismo simulador matemático construido con el objetivo de explicar el éxito de Podemos en los últimos comicios europeos han sacado el siguiente pronóstico: PODEMOS GANA ELECCIONES GENERALES que se celebrarán el próximo 20 de diciembre, aunque no por mayoría absoluta. 

El algoritmo utilizado ha sido una combinación de variables socio-demográficas, económicas, territoriales e ideológicas que, en base a los datos territoriales de los últimos comicios, reconstruye la intención de voto por provincia de los partidos políticos. 

Foto que se puede producir durante el traspaso de poderes
Este es el resultado que aventuran de la distribución de los escaños en las próximas Elecciones Generales del 20 de diciembre:

  1. 69 PODEMOS 
  2. 63 PSOE 
  3. 58 PP 
  4. 57 C´s

El simulador también ha medido entre otros datos, que el partido liderado por Pablo Iglesias Turión obtendrá más votos en los municipios con más votantes de entre 30 y 49 años. 

La herramienta también ha demostrado que el número de habitantes, el uso de la tecnología, el nivel de estudios, el poder adquisitivo y la tasa de desempleo van a ser directamente proporcionales a los votos obtenidos por el partido.

Sin embargo, las encuestas del CIS pronostican otros resultados. Resultados, por otro lado, que ya no se cree ni Marhuenda!. Y es que la falta de independencia de los medios de comunicación  en España es evidente, me refiero a los tradicionales claro.. 

Esta misma semana leímos las últimas críticas que llegaban de EEUU. Si este jueves el International Press Institute -una organización global que promueve la libertad de prensa- publicaba un informe alertando de la falta de libertad de información en España, el viernes fue The New York Times el que describe la legislación restrictiva promovida por el Gobierno en relación al ejercicio de la libertad de expresión y su impacto en la independencia de los medios españoles. 

Estimación de voto según el barómetro del CIS. / EFE

Entonces, ¿cual me creo?

Muchos librepensadores votaremos a PODEMOS precisamente por estos continuos ataques que lanza el PODER contra el ejercicio de la libertad de expresión de los activistas y los movimientos sociales. Ataques a la libertad de expresión que también se lleva a cabo contra las asociaciones de consumidores e incluso con la situación laboral que se produce en el periodismo y los medios; una problemática que necesita análisis, vigilancia y denuncia.

La pregunta es, con este panorama ¿por qué les voy a creer? Si tengo que poner en una balanza, la credibilidad de un simulador matemático o la de un Gobierno que en los últimos años ha impulsado normas que ponen nuevos límites al ejercicio de las libertades de expresión y de reunión, tengo claro hacia donde se va inclinar. Pero si ademas lo hacen con INDISIMULADOS OBJETIVOS como es el hacer frente a las nuevas formas de protesta social o el de la MANIPULACIÓN de las NOTICIAS y ENCUESTAS hasta convertirlas en potentes armas de propaganda política, "capaces de influir como nunca sobre el ánimo del votante”, como ayer escribía un veterano experto en sondeos, entonces compañeros la balanza queda totalmente desequilibrada a la izquierda.

Ahora lo que cuenta es que hay alrededor de un 50 % de votantes indecisos que están esperando para decidirse durante la campaña. Y de ese 50% la mitad lo que tiene aún que decidir es SI VA O NO VA A VOTAR. A esos los conozco bien. Y lo bueno, que digo lo bueno, lo mejor es que "nos encanta comprar aunque no nos gusta que nos quieran vender"

Por eso confío en que PODEMOS GANAR ESTAS ELECCIONES. Y confío porque estamos siendo capaces de alejarnos del marketing tradicional y adentrarnos de lleno en el MárKeting Relacional

Las  propuestas recogidas ya se han volcado en la webDesde el primer día la gente está votando y eso nos está dejando "muy bien posicionados". Por primera vez la ciudadanía percibe que vamos a ser nosotros -y no otros- quienes decidamos qué medidas queremos presentar en el programa electoral de Podemos. Estamos consiguiendo que el PROGRAMA DE PODEMOS se convierta en la herramienta democrática que este país necesita para el CAMBIO.

Vamos a por todas








lunes, 6 de octubre de 2014

Podemos a tan solo 1,6 puntos del PP en intención de voto.

Mientras el apoyo ciudadano a la formación liderada por Pablo
Iglesias aumenta la intención de voto, el Partido Popular se hunde.
Según la encuesta de Metroscopia, empresa referente en España en sondeos políticos y estimaciones electorales, Podemos alcanzaría un porcentaje del 14,3% de intención directa de voto mientras que el PP cae hasta un 15,9%. Desde el 30,37 por ciento que mostraba en intención de voto en 2011 al 15,9 por ciento actual…..y sigue bajando.

Y pronto va a saltar la chispa que encienda la mecha. Y la mecha es la dimensión que está alcanzando la deuda pública en España es asombrosa. Mientras en Francia hay una gran conmoción porque su deuda ha subido en dos años un 10%, el gobierno de Rajoy ha aumentado en 32 puntos la nuestra y aquí parece que no pasa nada. Hasta que pasa. 
El apoyo ciudadano al gobernante Partido Popular ha caído a los niveles más bajos de la legislatura, según el sondeo de Metroscopia sobre intención de voto publicado el domingo en El País. Según los datos de la encuesta, el PP cae y cualquiera se pregunta ¿dónde van esos votos? En las Municipales y lo empezaremos a ver.

Los Promotores de Podemos lo han comunicado por activa y por pasiva.

Por pasiva, porque no se han presentado como marca y por activa, porque la ASAMBLEA CIUDADANA lo va a dejar bien claro y por escrito: Apoyar el emponderamiento ciudadano con sus miembros más activos y con otras formas de participación, como son sus portavoces, su presencia mediática o su capacidad comunicativa y de batalla electoral.

Proponen algunos criterios para decidirlo: 

- Todas las posiciones en las listas electorales deben estar abiertas a ser decididas por la ciudadanía. Lo contrario nos devuelve a la lógica vieja de pactos entre partidos, que a menudo promueve a candidatos menos capaces de suscitar la confianza popular. Esto no es transparencia ni es voluntad de ganar. 

- Las candidaturas de unidad popular son para transformar la situación, no para hacerle matices. Los contextos locales son variados y complejos y no siempre operan las mismas lógicas que a nivel estatal o autonómico pero es fundamental entender que los eventuales pactos contra natura en política municipal no pueden comprometer la estrategia general de cambio en el país. 

- Las candidaturas de unidad popular y ciudadana generan una identidad nueva, abierta a todos. No son “pasado en ropa nueva”, sino pasos adelante de una voluntad popular en formación que quiere recuperar las instituciones de las manos de la mafia y ponerlas al servicio de la mayoría social. No pueden ser por tanto sumas de siglas. 

- Las candidaturas de unidad popular y ciudadana saben que hay ya una mayoría de nuestro pueblo que quiere el cambio y la ruptura con la casta y su régimen. Esta mayoría a lo mejor no comparte aún sím bolos y etiquetas, pero es la energía y posibilidad misma del cambio. Sólo discursos transversales y que aspiren a patear el tablero y reordenar las lealtades son útiles para el objetivo histórico que tene mos ante nosotros. Las candidaturas de unidad popular y ciudadana no buscan ubicarse en la izquierda del tablero sino ocupar la centralidad. Tampoco son candidaturas de activistas y movimientos haciendo política-estética para sí mismos. Son candidaturas de mayorías y hablan ese lenguaje, laico y de ofensiva. Asumen el terreno de lucha político-electoral y sus parámetros, y quieren vencer para hacer del hartaz go ilusión y del descontento poder de la gente. 

Así pues, la propuesta más coherente, en mi opinión, es preservar la marca “Podemos” de las municipales pero poniendo la capacidad política de PODEMOS en juego, apoyando e implicándose en las iniciativas municipalistas –se llamen “Ganemos” o de otra forma- que cumplan con los requisitos de la nueva política y las posibilidades de victoria y cambio, con todo su potencial en el territorio y a escala nacional.

Las elecciones municipales deben servir para visibilizar, especialmente en las grandes ciudades, las posibilidades de desborde y de una nueva mayoría, así como para afianzar comunicación y alianzas con muchos sectores de la ciudadanía movilizada, con diversos nombres, para recuperar las instituciones. Son el primer paso en la estrate­gia destituyente-constituyente y de ruptura democrática.

Por tanto, la ciudadanía tiene que tener claro que PODEMOS va a apoyar a las diferentes candidaturas que -a los promotores- les parezca que se entroncan con la ola política de ilusión que se generó el 25 de mayo de 2014 y que va a llevar a los ciudadanos al poder en nuestro país.

Podemos superar las encuestas de Metroscopia y hasta los de los rigurosos estudios que los técnicos del CIS que vienen realizando estos últimos meses sobre el cambio de voto de los menores de 35 años. Ninguno, ni tan siquiera los más optimistas como yo, vamos a poder anticiparse al éxito de Podemos en las próximas elecciones.

Así que mucho ánimo que junt@s ¡claro que Podemos!